domingo, 23 de febrero de 2014

Capitulo 11: If I Needed Someone 4ªT

Nota: Rubber Soul: el mejor album de la historia *u*
________________________________________________
Cuando por fin quedamos exhaustos sin decir nada dormimos sobre el diván abrazados.
A la mañana siguiente desperté sola, la cabeza me daba vueltas, note que continuaba desnuda, cosa que no me importo. Me senté en el diván y mire alrededor, atrás de aquel sillón estaba Klaus mirándose en un espejo, que la noche anterior no vi, se abotonaba su camisa y al darse cuenta que ya había despertado sonrió sin dejar de mirar al espejo y yo le devolví la sonrisa.
Klaus: Buenos días.
Layla: Buenos días, ¿Qué hora es?
Klaus: Las nueve.
Layla: Oh por dios-susurre mientras me volvía acostar sobre el diván con las manos en el rostro-. La cabeza me duele terriblemente.
Klaus: ¿Quierres una aspirrina?
Layla: Si, sería de gran ayuda-Voormann fue al baño a buscarla en su botiquín y al regresar fue a la cocina por un vaso de agua, y me los entrego-. Gracias. ¿Saldrás?
Klaus: Si, no recorrdaba que tenía una rreunión a las once con el dirrector de una rrevista parra una porrtada. Si quierres puedes quedarrte aquí, siéntete librre de tomarr lo que quierras de la cocina, o también podrría llevarrte a tu hotel, lo que desees.
Layla: ¿Podría tomar una ducha?
Klaus: Porr supuesto.
Me puse de pie y empecé a buscar mi ropa por la sala pero de inmediato me di cuenta de que no estaba, le pregunte a Klaus y me dijo que la había metido a lavar, que si quería me podía dar algo de ropa de Astrid, que tenía allí. Sin tener opción alguna acepte. Me mostro donde estaba el baño, y tome una ducha rápida al salir la ropa de Astrid estaba ya en el baño. Me vestí con calma y al salir vi a Klaus tomando su desayuno sentado sobre el suelo enfrente de la mesa de centro.
Klaus: Ven, siéntate y desayuna.
Layla: Bien-dije mientras me sentaba a su lado-.
Klaus: ¿Te quedarras entonces?
Layla: Eh… No lo sé, lo mejor será que me vaya.
Klaus: ¿Porr que?
Layla: Porque supongo que solo te estorbaría el que yo esté aquí.
Klaus: ¡Clarro que no! En rrealidad me gustarria que te quedarras aquí, todo el día.
Layla: ¡¿Todo el día?! D: Es eso una locura, Klaus.
Klaus: Anda, ¿O tienes algo mejorr que hacer?
Layla: Pues…-de inmediato me llego a la mente la propuesta que Paul le había hecho a Dot y me sentí una mezcla de enojo y tristeza- En realidad no. Tal vez si me quede.
Klaus: ¡Estupendo! n_n
Guardamos silencio durante todo el desayuno y en cuanto termine Voormann recogió mi plato y vaso para llevárselos a la cocina. Volvió a la sala y busco sus llaves. Se despidió de mí y antes de irse me dijo que me tomara la libertad de tomar cualquier cosa que necesitara.
Por más de media hora no supe que hacer, me sentía incomoda, perdida en ese lugar. Fui a donde estaba el librero pero rápidamente me aburrí ya que todos los libros que Klaus tenía estaban en alemán, como era obvio, y no entendía más que una que otra palabra. Me senté en el diván y observe con determinación que anoche el apartamento. Caí dormida durante por media hora más o menos. Cuando desperté fui a la cocina y sin mucha hambre comí unas cuantas galletas de mantequilla y bebí té que Voormann preparo por la mañana. Realmente estaba aburrida, no tenía nada que hacer, y escuchar la radio o ver la televisión no estaba entre las opciones ya que Klaus no tenía ninguno de esos aparatos.
El reloj apenas marcaba la una de la tarde. Estaba desesperada por que llegara ya Klaus. Hasta que eso sucedió no deje de revisar nuevamente los libros que había en la casa, parecían ser interesantes y con ayuda de un diccionario “alemán-ingles” pude entender varias ideas que intentaban transmitir.
Klaus: ¡¿Layla?!-grito en cuanto llego-
Layla: ¡Hola! n_n
Klaus: Tenía miedo a que te fuerras.
Layla: No lo haría, no porque no quiera hacerlo, sino porque no sé cómo regresar al hotel. xD
Klaus: ¿Quierres irrte? ._.
Layla: No, solo fue una broma.
Klaus: No entiendo.
A pesar de todas las virtudes que Klaus Voormann poseía, carecía de algo que yo consideraba importante: sentido del humor.
Salimos a comer a un buen restaurante a eso de las tres para luego ir al cine. Me llevo a varios lugares de Hamburgo y al hotel donde me hospedaba para que me pudiera cambiar de ropa antes de que fuéramos al Kaiserkeller a ver la presentación de los chicos, que tanto admiraba y encantaban a Klaus.
Cuando llegamos a aquel bar, Paul, quien había estado conversando con su prometida, se dirigió con rapidez a nosotros mientras que Klaus iba a reunirse con Astrid y Stuart, quienes también hablaban animadamente.
Paul: ¡Layla! :D Me alegro de verte. Estaba muy preocupado por ti, anoche te desapareciste durante la presentación y aparte no llegaste a dormir al hotel, llegue a pensar que te había pasado algo. ¿Estás bien? ¿Por qué te fuiste tan pronto ayer?
Layla: Si, James, estoy bien. -.-“
Paul: ¿James? ¿Estas enojada?
Layla: ¿Y tú qué crees? ¬¬
Paul: ¡Te lo puedo explicar, solo dame tiempo!
Layla: ¿Tiempo? ¡¿Tiempo?! ¡Te he dado ya mucho tiempo!
Paul: ¡Y yo también te lo he dado a ti!-grito exaltado causando que todas las miradas se dirigieran a nosotros, se sonrojo y bajo la mirada- Hablemos afuera, por favor.
Dot: ¿Están bien?-pregunto tímidamente al acercase a donde estábamos-¿Por qué gritan?
Paul: Por nada.
Layla: ¡Summer! No sabía que estuvieras aquí-dije rápidamente y fui a la mesa donde estaba sentada con Pete-.
Summer: ¿De qué hablas? Siempre estoy aquí.
Layla: Si, ya se. Cállate. e.e ¿Cómo les dirás a tus papas?
Summer: ¿Qué? .-.
Layla: Lo de tu compromiso, si es que sigue en pie.
Summer: Si sigue en pie ¬¬ ¿Por qué nadie cree que esto es serio? >.<
Layla: Porque eres una niñita caprichosa, pero bueno, espero que me equivoque.
Summer: Lo haces… No se cómo decirle a mis padres. Darán el grito en el cielo cuando se enteren.
Pete: Hemos estado pensando en no regresar a Liverpool hasta que no estemos casados.
Layla: Ya hasta se me había olvidado que estabas tú también aquí. xD Eso es buena idea.
Summer: ¿Tú crees?
Layla: Si, a menos que anulen su matrimonio por ser ambos menores de edad.
Pete: Pensamos esperar aquí los dos años que faltan para tener la mayoría de edad y luego casarnos.
Layla: ¿Y no creen que tus padres, Summer, se preocuparan por ti y puede que hasta vengan buscarte?
Summer: Ellos solo saben que estoy en Alemania, pero no saben en qué parte.
Layla: Que astuta.
Summer: ¡¿Tú crees?! :D
Layla: No, pero bueno.
Pete:  e_e Vayamos a bailar, Sum. n_n
Summer: ¡Esta bien! :D
George: ¡Hola, Layla! n_n Ayer no te vi por aquí. Paul estaba preocupadísimo por ti.
Layla: Hola, George -.- No lo menciones a él, por favor.
George: ¿Por qué? .-. ¿Es acaso que se han peleado?
Layla: ¿Qué comes que adivinas, pequeño George?
George: ¿Y me dirás la razón por la que discutieron esta vez?
Layla: Lo dices como si lo hiciéramos siempre.
George: ._. En esta semana han discutido al menos tres veces. .-. Con esta cuatro. -.-
Layla: .___. Diablos.
George: Tal vez no estén hechos el uno para el otro.
Layla: ¿De qué demonios hablas, enano?
George: Hablo de… Soy más alto que tú. ¬¬ Como iba diciendo; hablo de que… ¿No crees que sea raro que cuando eran amigos se llevaban mejor que ahora?
Layla: Bueno si, pero eso no quiere decir nada.
George: Es ahí donde te equivocas, Layla, dice demasiado. Dice que ustedes tal vez no debieron dejar de ser más que amigos… o tal vez que debes de ser más tolerante con Paul, las cosas se le han complicado un poco con Dorothy. Por un momento deja de pensar en ti solamente y piensa en ella-nos quedamos en silencio por unos minutos hasta que George vio subir al escenario a sus compañeros- . Bien, me tengo que ir. Hablamos al rato, Layla n_n
Odiaba a ese enano. Odiaba que me recordara que era una chica egoísta.  Odiaba que insinuara que era yo la “mala”. Y por supuesto, odiaba que tuviera razón. 
_____________________________________________
¡Hola! ¡¿Que tal?! :D Espero que estén muy bien y les deseo que esta semana se la pasan genial n_n Porque mi semana sera terrible ( ._.) Si, ha llegado la jodida semana de evaluaciones del primer parcial y yo soy una inepta :D Tan solo mañana tengo examen de Ingles, de Frenos, de Calculo Diferencial y de Fisica TT___TT Triste, realmente triste, pero Ingles y Frenos la paso hasta con los ojos cerrados ;) Las únicas materias que realmente me preocupan son Quimica, Calculo Diferencial y un poquito Física e_e Y me preocupan tanto que en lugar de estar estudiando el método redox para balancear estoy subiendo un nuevo capitulo :D Lo se, soy genial 7u7

Ok ya, bueno, me paso a retirar para ser un poco productiva n_n


Good Day!!!

sábado, 15 de febrero de 2014

Capitulo 10: Norwegian Wood 4ªT

Nota: Mi canción favorita del Rubber Soul, el cual es mi álbum favorito *O*

_________________________________________________
Lennon volteo a mirarme preocupado pero no me dijo nada, me levante de allí y fui al baño de mujeres sin acercarme a la pareja.
Cynthia: ¡Hey, Layla! n_n
Layla: Hola, Cyn-dije desanimada mientras me acercaba al espejo del baño y me acomodaba el cabello que había sobre mi frente-.
Cynthia: ¿Te sucede algo?
Layla: Este… No.
Cynthia: No trates de engañarme, Evans, te conozco demasiado bien como para saber cuándo está mintiendo. ¿Qué ha pasado? ¿Te peleaste con Johnny?
Layla: No, John no tiene que ver con mi estado de ánimo, lo cual es extraño.
Cynthia: Jaja si, el hace enojar a cualquiera. ¿Y entonces… quien te hizo enojar?
Layla: Paul.
Cynthia: ¿Paul? D: ¡Pero si se adoran! ¿Qué te hizo?
Layla: Es una larga historia.
Cynthia: Son las 6 de la tarde, la presentación de los chicos no empieza hasta dentro de media hora y no me gusta mucho estar cerca de John antes de que toquen porque se pone muy pesado, por lo tanto; tengo tiempo. ¿O es acaso que no me quieres contar? e.e
Layla: Esta bien, te contare-la puse al tanto de lo que había sucedido entre Paul y yo durante la semana pasada, lo que la dejo sorprendida-.
Cynthia: ¿Y por qué llego con Dot si se supone que la terminaría?
Layla: Es lo que no sé. u.u
Cynthia: Layla, no te preocupes-dijo al tiempo que me daba un cálido abrazo que tanto necesitaba en esos momentos-, todo estará bien, él te ama, se le nota a kilómetros de distancia, de seguro solo le tomara un poco de tiempo el decírselo a Dorothy.
Dot: ¡Chicas! Las estaba buscando: les tengo una maravillosa noticia.
Cynthia: ¿Cuál? .___.
Dot: ¡Paul me pidió matrimonio y yo por supuesto acepte! :D
Cynthia: ¿Qué? o___o
Layla: Felicidades, Dot. Voy afuera.
Dot: ¿Tú no me felicitaras, Cyn? :B
Cynthia: Si, felicidades. Ya vengo.
Salí del baño lo más rápido que pude, estaba furiosa, no con Dot, porque después de todo Rhone no tenía la culpa de absolutamente nada, con quien estaba enojada era Paul. Iba a hablar con él, ya lo había visto desde lejos: hablaba con John y este parecía estarle reclamando algo. Realmente no me interesaba la tontería por la que estuvieran peleando esta vez. En cuanto llegara a donde ellos estaban me llevaría a Paul para que me explicara exactamente lo que había estado hablando con Dorothy.  Justo antes de llegar a ellos, se me atravesó un chico, un chico alto con ropa negra: Era Klaus, quien  se había puesto entre Paul y yo.
Klaus: Hola, Layla. n_n
Layla: Ho-Hola, Klaus.
Klaus: ¿Cómo has estado?
Layla: Muy bien, ¿Y tú?
Klaus: Bien. ¿Quisierras irr a tomarr algo antes de que empiece la… función?
Layla: Este…-mire a Paul, quien también me miro, y luego mire a Klaus a los ojos, nunca había notado que tenía unos muy lindos ojos-Claro.
Voormann y yo salimos apresuradamente del Kaiserkeller. Esperaba que fuéramos a alguna cafetería para tomar una taza de té o café, pero en cambio, me llevo a un lugar muy distinto. En aquel sitio había muchos jóvenes que no pasaban de los 27 años, el bar al que me había llevado tenía muy poca luz, solamente había unas lámparas de pie en cada esquina y unas dos velas por mesa. Los muros y los suelos, eran de madera, madera que era muy común en las casas y departamentos de Londres, era madera noruega, que a pesar de que parecía ser cara, era todo lo contrario. Había algunas fotografías en las paredes que le daban un toque nostálgico. Nos sentamos en una mesa que estaba alejada de todas las demás. Vino un camarero y ambos pedimos un Cosmopolitan.
Klaus: Solía venirr con Jurgen cuando íbamos a la univerrsidad a este lugarr después de los exámenes.
Layla: Es un lugar muy lindo, nunca había venido a un bar como este.
Klaus: ¡¿En serrio?! Es extrraño.
Layla: No tanto, en realidad no suelo ir mucho a bares.
Y fue así como empezó la conversación entre Klaus y yo, era un chico sumamente inteligente y culto, lo cual me encantaba, pues había pocos en Liverpool como él. Me hablaba de su trabajo, de su familia, de las fiestas a las que lo invitaban, del lugar donde vivía, de los libros que había leído, de las personas que había conocido, de los países que había visitado, todo lo que me conto durante esa noche me dejo fascinada. No dejábamos de beber y reír. Nos olvidamos completamente de la presentación de los chicos, ni siquiera había recordado que estaba molesta con McCartney. Luego de alrededor de tres horas salimos del bar y el me invito a conocer su apartamento, lo que me pareció un idea estupenda. Subí a su auto y durante el trayecto me preguntaba sobre mis días en el Art College, lo que le interesaba mucho pues me escuchaba atentamente y no me dejaba de cuestionar.
Subimos las escaleras del edificio donde Klaus vivía, al llegar abrió rápidamente la puerta y me dejo entrar primero. El apartamento estaba todo pintado de negro, se apresuró a encender unas velas, no había en la sala más que un diván también negro, una mesa de centro de madera, un librero pequeño lleno hasta el tope de libros y algunas plantas que llegaban hasta el techo.
Klaus: ¿Qué te parrece?
Layla: Es un lugar estupendo. *u*
Klaus: ¿Tú crrees?
Layla: Por supuesto que sí
Klaus: Siéntate, irré por unos bocadillos y algo de beberr.
Fue a lo que parecía la cocina y yo me senté en el diván mientras observaba todo alrededor. Pasaron unos minutos hasta que Voormann salió con una bandeja llena de bocadillos de queso y jamón, una botella de vino tinto y dos copas de cristal. Se sentó a mi lado y me sirvió vino. Esta vez la conversación fue más larga, duró hasta las dos de la madrugada, el tiempo se me había ido volando.
Klaus: Es en serrio, puedes quedarrte a dorrmirr. Yo dorrmirré en el diván y tú en mi cama.
Layla: ¡No, como crees! Además de que no creo que a Astrid  le parezca una buena idea.
Klaus: Astrid, porr favorr-hizo una mueca y se sirvió más vino-. No tendrría derrecho a rreclamarrme nada en absoluto.
Layla: ¿Por qué lo dices?
Klaus: Sospecho que me engaña con alguien, aunque todavía no averiguo con quién-solté una risita y el me miro desconcertado-. ¿Qué pasa?
Layla: Estoy en la misma situación… aunque más bien yo soy “la otra”.
Klaus: ¿Y porr qué dices que estas en la misma situación que yo?
Layla: Paul aún tiene novia.
Klaus: Oh cielos… Sabes, básicamente ninguno tiene alguna clase de comprromiso, Astrid me engaña con alguien y desde hace 3 semanas que no hablamos, y Paul…
Layla: Paul no es más que mi amante-dije riendo-.
Klaus: ¿Lo ves?
Layla: Muy bien, pero no entiendo a qué quieres llegar con todo esto.
Klaus: A que te puedo besarr y no sentirr ninguna culpa-reí ante su comentario y al dirigir mí mirada a él note que sonreía de una manera muy seductora-.
Layla: ¿Y entonces que esperas para hacerlo?
Al terminar de escuchar mis palabras se acercó a mí con rapidez y comenzó a besarme mientras yo pasaba mis brazos por alrededor del cuello de Klaus. Nos besábamos apasionadamente y en un abrir y cerrar de ojos nos encontrábamos recostados en el diván negro, el encima mío intentado desabrochar mi vestido al tiempo que yo le quitaba el cinturón del pantalón. Ya estando desnudos, comenzamos a hacer el amor. El encima de mí besaba mis orejas, mi cuello y mis labios, era en cierta forma agresivo en la manera que hacia el amor, pero me gustaba, me gustaba la manera que se movía; a ambos nos causaba un placer inexplicable, ninguno podía siquiera articular alguna palabra. Hacíamos el amor durante mucho tiempo y cuando por fin quedamos exhaustos sin decir nada dormimos sobre el diván abrazados.
_________________________________________________
Perdon por no haber subido cap. pero en este tiempo les juro que he estado un poco ajetreada por la tarea -.-" Lo lamento, pero bueno...
Espero que les haya gustado y sino pues siento haberles quitado valiosos minutos de su vida que nunca mas podrán recuperar c:


Good Day!!!

jueves, 30 de enero de 2014

Capitulo 9: When I'm 64 4ªT

Nota: Por alguna extraña razón esa es mi canción menos favorita del Sgt. Pepper's, pero fuera de el como que me agrada mas .-.
_____________________________________________
Ninguno de los dos quiso dormir;  preferimos platicar acerca de todos nuestros planes, de lo que nos había pasado antes de vernos otra vez, de nuestro pasado y de nuestro futuro, en el cual anhelábamos estar juntos.
Paul: Quisiera quedarme aquí toda la vida, contigo. Abrazándote, cuidándote, amándote. Nada me gustaría más que eso. Valió la pena esperar.
Layla: ¿Esperar?
Paul: Si, una vez tuve oportunidad de hacerte el amor pero para mí desgracia no estabas consiente y si te hacia algo de seguro me odiarías toda tu vida, y es eso lo que menos me agradaría que sucediera.
Layla: Me alegro que no lo hayas hecho-susurre mientras lo abrazaba mas fuerte-.
Paul: Yo también… ¿Algún día te gustaría casarte conmigo?
Layla: Por supuesto que sí, nada me haría más feliz, ¿Y a ti, te gustaría?
Paul: Claro. ¿Cuántos hijos tendremos?
Layla: Me gustaría tener tres.
Paul: ¿Tres solamente? D:
Layla: Si, ¿O tu cuantos quieres tener? .-.
Paul: Si son contigo quisiera tener muchos más, como treinta.
Layla: Jajaja, eso es imposible.
Paul: Bueno, entonces cinco.
Layla: ¿Tú los cuidaras?
Paul: ¡Por supuesto!        
Layla: ¿Cómo se llamaran entonces?
Paul: El primero me gustaría que se llamara Mary, pero si es hombre, como tu padre; Lawrence, ¿Te gusta la idea?
Layla: Me encanta. ¿Y el segundo?
Paul: Mmmmh… Odette, si es niña, o James, si es niño.
Layla: ¡Odette no! D:
Paul: ¿Por qué?
Layla: Porque odio mi segundo nombre >.<
Paul: A mí me gusta, es lindo. :33 Y el tercero será Stella si es niña.
Layla: ¿Y si es hombre?
Paul: No sé, tú elige.
Layla: Si es hombre su nombre será… Harvey.
Paul: Pensé que odiabas a tu padrastro. e_e
Layla: Mmmmh… Solo un poco >u< ¡Tenemos que llamar a una Lucille o Lucy! :333
Paul: Hey, ese nombre me gusta, en particular Lucille, de todos modos podríamos llamarla de cariño Lucy. :D
De pronto Paul me abrazo aún más fuerte de lo que me había estado abrazando anteriormente.
Paul: No sabes cuánto me encantaría pasar mi vida a tu lado, no hay nada que desee más-me dio un tierno beso y al separar nuestros labios acaricio mi mejilla y dijo-: En cuanto Dorothy llegue le diré lo que sucede, de seguro lo entenderá.
Pero para desgracia de Paul eso no fue así. Dot y Cyn llegaron a Hamburgo el día viernes, y no el jueves, ya que el clima en Liverpool no había sido bueno durante los últimos días. Paul, John y yo las esperábamos  en la estación de trenes. Todos ya se habían enterado de nuestro romance, sin embargo, a George le parecía que lo que le estábamos haciendo a Rhone no era precisamente bueno, y tenía razón, nos sentíamos culpables pero ya no podíamos dar vuelta atrás.
Dot: ¡Paulie!-grito mientras corría hasta donde estábamos y se lanzó a abrazar y besar a Paul-
Layla: Paulie-repetí yo amargamente, por lo que él me miro y sonrió burlonamente-.
Paul: ¡Hey, Dot! ¿Cómo has estado?
Dot: Terriblemente, mi vida sin ti es horrible, te lo juro.
Paul: Oh, ¿En serio?-pregunto preocupado con una sonrisa fingida en su rostro-
Dot: Si, moría por verte.
Paul: Oh .-.
Dot: ¿Y tú como has estado?
Paul: ¡Maravillosamente! :D
Dot: ¿En-en serio? :c
Paul: Si, han sido los mejo… los peores días de mi vida ._. No la he pasado nada, nada bien e.e
Caminábamos hacia la salida, Cyn y John iban tomados de la mano, aunque John no dejaba de hacer el tonto, como siempre. Cyn no paraba de reír con las cosas que Winston decía, y yo, fingía escucharlo, aunque en realidad a quienes les prestaba toda mi atención eran a Dot y Paul.
Dot: ¿Me extrañaste? :B
Paul: Pues… Sí :S
Dot: Eso no un “sí” muy convencido. .-.
Paul: Jaja, ¿Por qué lo dices? e.e
Dot: Suenas raro, Paul.
Paul: ¿Tú crees eso? ._.
Dot: Si ñ.ñ
Paul: Bueno, es que tengo que hablar contigo.
Dot: Esto no me suena bien D: ¿Qué sucede, Paulie?
Paul: Es que… ¿Qué tal si vamos por un café, tu y yo, a solas? n_n
Dot: ¿Es eso lo que querías hablar conmigo? .-.
Paul: No :I Pero al menos así podremos hablar tranquilamente.
Dot: Esta bien.
Paul: Ven, por aquí-tomo de la muñeca a Dorothy y cruzo la calle para luego dar vuelta en una esquina y desaparecer de mi vista-.
Narra Paul
Dot y yo fuimos a una cafetería que no estaba muy alejada de la estación de trenes. Ella parecía no querer darse cuenta de lo que sucedía, porque no tenía duda de que ya sospechaba algo sobre lo que estábamos a punto de hablar. La camarera tomo nuestro pedido y en cuanto se fue tome las manos de Dorothy que estaban sobre la mesa.
Paul: De lo que quería hablarte es de… nosotros.
Dot: ¡Acepto! :D
Paul: ¡¿Qué?! D:
Dot: ¡Acepto casarme contigo! :D
Paul: ¡¡¿Qué?!! DD:
Dot: Sé que ha de ser difícil decirlo pero… no importa, es más que obvio lo querías decirme-se levantó de su silla y se sentó en mis piernas y empezó a besar mi rostro, yo estaba más que sorprendido, asustado y por supuesto preocupado, no podía articular palabra alguna-. Te amo :D
Paul: .____. Yo también.
Después de una hora regresamos al Kaiserkeller, tomados de la mano, y en cuanto Layla nos vio se limitó a mirarnos sorprendida, levantarse de la silla donde estaba hablando con John e irse al baño de mujeres más que molesta. Sabía que estaba en problemas, en graves problemas.
Narra Layla
John me platicaba alegremente sobre lo que había apostado, una semana antes de que yo llegara, con George. Me decía que había salido a la calle solo con unos calzoncillos, que se acababa de comprar, y sus gafas  y  que se paró en medio de la calle a leer el periódico durante cinco minutos. Mientras me contaba yo no paraba de reír pero de inmediato mi risa se detuvo cuando note que Paul y Dot habían llegado juntos, y no solo eso, sino que también venían tomados de la mano. Lennon volteo a mirarme preocupado pero no me dijo nada, me levante de allí y fui al baño de mujeres sin acercarme a la pareja.
_____________________________________________________
Lo prometido es deuda, aunque se me hizo un poquito tarde D: Pero ya saben, la jodida tarea e_e 
Y bueno las dejo, porque aun me faltan hacer laminas de dibujo técnico :c

Espero y hayan disfrutado el capitulo y si no jódanse c: Es lo que hay e.e Ok no :P y si no perdón >n<

Good Day!!!

sábado, 25 de enero de 2014

Capitulo 8: Something 4ªT

Nota: *u* No puedo creer que Frank Sinatra haya muerto con la idea de que era una canción de Lennon-McCartney. El pequeño George hizo un gran trabajo :')

_______________________________________________
Al hacerlo me encontré con la persona a la que menos deseaba ver: James Paul McCartney. Era un Paul sudoroso y que trataba de recuperar el aliento. El me miro y me dedico una dulce sonrisa. En cambio, yo cuando lo vi no hice más que cerrar la puerta en sus narices. 
Escuche como se quejo por el golpe que le había dado la puerta cuando intento entrar a la habitacion, lo que me dio un poco de remordimiento pero a la vez de satisfacción.
Paul: Layla, por favor, abre, necesitamos hablar-dijo desde afuera con un tono preocupado-.
Layla: Yo no lo creo, tú ya has dicho demasiado esta noche, ¿No crees?
Paul: Oh vamos, Layla, no te pongas así. No seas tan orgullosa.
Layla: ¡Es el colmo, James!-le grite furiosa volviendo a acomodar mi maleta-¡Como te atreves a decirme semejante estupidez! D:<
Paul: No, no era eso lo que quería decir. Layla...-se quedo en silencio por unos minutos, por un momento pensé que ya se había marchado hasta que agudice mi oído y escuche su  aun agitada respiración- El orgullo anuncia la caída, Layla.
Solo una vez en la vida había escuchado esa frase. John me la había dicho en alguna ocasión  no recuerdo cuando o el porque, pero tuvo el mismo efecto en mi que ahora. Baje la mirada y solté un suspiro, me dirigí a la puerta y temerosa pose mi amano en el picaporte.
Layla: Tienes 5 minutos-dije mientras le abría la puerta y lo dejaba pasar-.
Paul: ¿Qué es todo esto?-pregunto al ver mi maleta y ropa en la cama-
Layla: Una maleta, ¿No las conocías?-dije sonriéndole sarcásticamente-
Paul: Sé que es una maleta ¬¬ ¿Pero por qué la estas llenando?
Layla: Porque en unas horas más regresare a Liverpool.
Paul: ¡¿Qué?! D:             
Layla: Si, ya lo he decidido, y tal vez esto no vaya a funcionar por lo cual sería mejor terminarlo.
Paul: ¿A qué te refieres con “esto”?
Layla: A nuestra relación-respondí con cierta frialdad en mis palabras-.
Paul: Layla, ¿Qué diablos estas diciendo?-pregunto alarmado y aun mas preocupado que hace unos instantes  No puedes regresar a Liverpool y tampoco puedes terminar con lo nuestro justo en este momento.
Layla: Si, si puedo y lo haré.
Paul: ¡Evans!
Layla: ¡Ya cállate!
Paul: Por favor, Layla, no me puedes hacer esto. Siento mucho la forma en que actué cuando John nos vio, pero entiéndeme, estaba nervioso, además de que tú dijiste que lo mejor era mantenerlo en secreto. Me confundes. Ya no se entonces lo que es correcto y lo que es incorrecto, porque tu simplemente no te decides qué es lo que quieres que haga, si quieres que oculte nuestro amor o que lo grite a los cuatro vientos. ¡Por Dios, Layla, decídete!
Layla: Es hora de que te vayas, se han acabado tus 5 minutos.
Paul: ¡¿Qué?! Eso no estaba entre las opciones. Dime que es lo que quieres.
Layla: Ya te lo he dicho, quiero que te vayas.
Paul: No.
Layla: James.
Paul: No me llames así, Odette.
Layla: ¬¬” Ya vete.
Paul: No me iré hasta que me perdones.
Layla: Te perdono, ahora vete.
Paul: Sinceramente, mentirosilla. ¬¬
Layla: Por favor, ya vete, James-suplique al borde de las lagrimas y tratando de empujarle hasta la puerta-. 
Paul: ¿En serio quieres que me vaya?-cuestiono indignado resistiéndose a mis intentos de sacarlo de la habitación al tiempo que se giraba y tomaba mi rostro con sus manos intentando que lo mirara a los ojos- Quiero que me lo digas mirándome a los ojos, solo así te creeré-yo solo lo miraba a los ojos pero las palabras no lograban salir de mi boca-. Anda, hazlo-insistió con los ojos cristalizándosele-.
Layla: Vete ya.
Paul me soltó, dio media vuelta y antes de salir, me miro de nuevo y susurro: “Te amo, nunca lo olvides”. Antes de que cerrara la puerta corrí hasta él y lo abrace fuertemente, como si jamás quisiera que se separara de mí. Inmediatamente me correspondió a aquel abrazo.
Layla: Yo también te amo.
Ambos sonreímos y de pronto él me beso sorpresivamente, al momento de separarnos volvimos a sonreír y soltamos una pequeña risa nerviosa.
Entramos nuevamente a la habitación del hotel y detrás de nosotros cerramos la puerta. Continuábamos besándonos y a cada momento los besos se tornaban mas apasionados. Sin apartar nuestros labios nos dirigimos hasta la cama. Paul quito mi ropa que se encontraba allí y nos recostamos, con algo de miedo por lo que estaba a punto de suceder, mientras seguíamos besándonos y acariciándonos. Era la primera vez que haría el amor con Paul. Me moría de pánico pero a la vez me sentía muy segura. Era una mezcla de emociones indescriptible y que nunca antes había sentido.
Le decía cuanto lo amaba mientras el besaba cada parte de mi cuerpo ocasionando que constantemente soltara suspiros. Todo se produjo sin prisa alguna, fue… lento, suave…, dulce.
Fue una noche eterna y llena de amor.
Ninguno de los dos quiso dormir;  preferimos platicar acerca de todos nuestros planes, de lo que nos había pasado antes de vernos otra vez, de nuestro pasado y de nuestro futuro, en el cual anhelábamos estar juntos.
____________________________________________
¿Que tal su semana? :D La mía estuvo simplemente ES-PEC-TA-CU-LAR. De principio a fin fue genial :D Ademas, conocí a un profesor de mi carrera técnica al que le gusta The Beatles *O* Me enamore de el *w* Ok no, pero si me parece un poco lindo >n< Creo que tengo una pequeña obsesión por los hombres mayores .-. En el transporte los martes siempre me encuentro con un señor de unos cuarenta y tantos años que me encanta :33 Y en mi escuela hay un funcionario, que de vez en cuando nos da clase, que me gusta muchísimo *u* Pero el si se me hace un hombre de lo mas guapo *u*
Pero bueno, dejare de hablar de mis perversiones xD 
Tal vez suba entre semana, un miércoles o un jueves, no se >u<

Good Day!!!

domingo, 19 de enero de 2014

Capitulo 7: She Loves You 4ªT

Nota: ¿Quien no ama esta canción? *u* ¡¡Es perfecta!! >u<


_______________________________________________
Narra Paul.
Después de que Layla me mirara apunto de llorar baje la vista a mis zapatos, estaba mas que avergonzado con lo que había dicho. Negar a Layla ¿En que diablos estaba pensando? Ella se levanto muy dolida por lo sucedido.
Layla: No lo puedo creer-dijo para luego irse dejándome a solas con John-.

John: Yo tampoco lo creo. Wow la chica londinense si que es una zorra D:
Paul: ¡No la llames así! D:<
John: ¿Chica londinense? .-.
Paul: No, idiota. Me refiero a que no la llames "zorra", que sea la ultima vez que lo hagas, por favor. ¬¬
John: ¿Que? ¡Es la verdad! Digo, a este paso va a pasar por toda la banda, ya solo le falta George y Pete.
Paul: ¡Deja de decir esas cosas!
John: ¿Por que? Por Dios, no nos hagamos los santos y no tratemos a Odette como una virgen. Se ha acostado conmigo y lo ha hecho con Stuart también,  con Pete Shotton y Derek Sullivan igual. Sin contar a otros de los que no sabemos nada.
Paul: Cierra ya la boca, Winston-dije lo mas tranquilo que podía pues sus palabras me estaban haciendo enfuerecer-.
John: ¿Tu ya te has acostado con ella? Es todo una diosa en la ca...
No deje que John terminara de hablar porque le solté un puñetazo en la cara. El cayo al suelo y al verlo tendido allí me di cuenta de lo que había hecho, me apresure a ayudarlo a que se levantara. Al hacerlo se paso la mano por su labio que aunque no se lo había roto se lo deje hinchado.
Paul: Lo-Lo siento. No-No era mi intención, bueno, si era mi intención pero no sabia lo que hacia.
John: No te preocupes, solo te estaba probando, pero creo que me pase un poquito-dijo aun pasándose los dedos por los labios-.
Paul: ¿Probándome?
John: Quería saber si realmente la amabas... veo que si-susurro alzando las cejas y dedicándome media sonrisa-.
Paul: ¿De que hablas?
John: Intentaba provocarte hablando mal de ella para ver si la defendías o me seguías en mi juego estúpido.
Paul: ¿Que?
John: Si, estoy harto de verla mal por tipos que no la tratan tan bien como ella se lo merece ¿Es acaso justo
 eso?
Paul: ¿Me estas tratando de decir que la estas... cuidando?
John: Este... Si, pero...
Paul: No se lo digo ¿Cierto?
John: Si, por favor.
Paul: ¿Y... que opinas de mi? :D
John: Eres un completo idiota.
Paul: ¿Que? ._.
John: Si, ella te ama y deberías estar contento y orgulloso por eso, te tiene un gran amor eso tenlo por seguro, pero, en cambio insistes en hacerle daño. Si, esta bien, ella no es toda perfección pero al menos nunca negaría a alguien a quien realmente ama. La conozco muy bien.
Paul: Yo... No se que decir.
John: Entonces no digas nada.
Paul: ¬¬ Me refiero a que no se que es lo que debería hacer para remediar la estupidez que he cometido.
John: Ve y búscala, yo te cubriré en el escenario. No diré nada si así lo deseas. Pero... dime algo.
Paul: ¿Que?
John: ¿La amas?
Paul: Claro que si, la amo como no he amado a ninguna chica en este mundo.
John: ¿Y entonces por que negaste su relación?
Paul: No lo se, tuve miedo.
John:¿De que?
Paul: Aun no lo se.
Y era cierto, no sabia el por que había dicho que no. Posiblemente fueron nervios, miedo, cobardía .. amor, pudo haber sido cualquier cosa. John entro de nuevo al bar y yo fui en busca de Layla. La gran desventaja que tenia era que la ciudad era enorme, y la gran ventaja era que Evans no conocía casi nada de este lugar.
Narra Layla.
Había ido hasta el hotel donde me hospedaba durante mi estancia en Hamburgo, estaba dispuesta a irme.
Si, tomaría mis cosas y me iría de regreso a Liverpool lo mas rápido posible y luego.... luego no sabia que es lo que haría. Pero tenia que irme de Alemania. Con esta idea empezaba a empacar todas mis cosas con bastante enfado, estaba a punto de llorar y una vez mas me dije que no lo hiciera. Me lo repetía una y otra vez hasta que no pude mas y rompí en llanto recostándome sobre la cama. Sentía un dolor horrible.
Mientras yo lloriqueaba como una niñita de 5 años alguien llamo a la puerta de la habitación. Me incorpore con rapidez y fui hasta la puerta a abrirla, no sin antes limpiarme algunas lagrimas que aun rondaban por mi rostro. 
Al hacerlo me encontré con la persona a la que menos deseaba ver: James Paul McCartney. Era un Paul sudoroso y que trataba de recuperar el aliento. El me miro y me dedico una dulce sonrisa. En cambio, yo cuando lo vi no hice más que cerrar la puerta en sus narices.
______________________________________________
Ahahahaha Siento no haber publicado en la semana, pero no tenia mis lentes, y por si no lo saben soy una persona de los mas ciega no veo nada sin ellos,  por lo que se me dificulta demasiado editar el capitulo :v
Ok no, la verdad es que se me había olvidado xD Aunque lo de los lentes no es mentira e.e Pero bueno...

Oh no, el Martes nuevamente a la escuela, lo que significa tener que ir al baño de chicas solita por que las niñas de mi salón ni me hablan :'( Pero al menos los chicos con los que me junto lo compensan. ¡Son super graciosos! x3

Good Day!!!